fidelizar empleada de hogar

Fidelizar a nuestra Empleada de Hogar – Employer Branding

Las Empleadas de Hogar son en general una pieza muy importante de nuestro puzzle cotidiano, es decir, a pesar de desempeñar funciones distintas ejemplo, cuidado de un bebé, cuidado de una persona mayor o simples tareas domésticas, contamos con ellas para poder conciliar nuestra vida laboral con nuestra vida familiar. Por esto, es importante, fidelizar a nuestra empleada de hogar para que continúe prestando sus servicios el máximo de tiempo posible en nuestra familia y tengamos los mínimos cambios que generan situaciones de estrés por el cambio a nosotros mismos y en especial a nuestros hijos o familiares a los que atienden.

Por ello debemos preguntarnos, igual que hacer las empresas hoy en día, que hacer para conseguir retener el máximo de tiempo posible a nuestro/a empleado/a que consideramos que tiene un buen talento para las funciones que desempeña.

La correcta estrategia que deberemos seguir tiene que abordar dos elementos importantes:

  • Tenemos que satisfacer las expectativas importantes para la empleada:

-Valor económico: que nuestra empleada se sienta satisfecha con la remuneración que percibe por el esfuerzo realizado.

-Jornada: que la jornada que realiza nuestra empleada de hogar cumpla sus necesidades y no esté fuera de lo que requiere tanto por exceso como por defecto (tener en cuenta que las jornadas cortas siempre se pueden complementar sin ello suponer algo negativo, ya que le pueden acabar reportando más sueldo cuando sume lo percibido en cada trabajo).

-Funciones: que el trabajo que realiza sea el propio y no le suponga un malestar (ej: hacer limpiar el vehículo a la empleada de hogar)

-Porque reconocemos su labor y ella también se sienta realizada y le generemos una sensación de bienestar al trabajar con nosotros.

-Se sienta que forma parte de nuestra familia, porque nos preocupamos por ella, su familia y empatizamos con ella.

-Porqué ve un compromiso hacia ella, que cumplimos lo que hemos pactado y ella actúa pagándonos con la misma moneda.

Si conseguimos obtener un alto valor de employer branding, conseguiremos reducir la rotación, la falta de compromiso por parte de la empleada y los costes en selección de la nueva empleada.