liquidación empleada de hogar

Liquidación o Finiquito de la empleada del hogar

Todos los que tenemos una empleada de hogar trabajando en nuestro domicilio, nos hemos encontrado en la incomoda situación de tener que liquidar a nuestra empleada de hogar, cuando no hemos estado satisfechos con sus servicios o bien cuando ella ha decidido causar baja voluntaria.

Las dos situaciones son distintas a nivel económico y también de requisitos que hay que cumplir para hacer este trámite de forma legal y correcta.

Baja Voluntaria de la Empleada de Hogar

.Comunicación: la empleada de hogar nos deberá comunicar por escrito su voluntad de finalizar la relación laboral. Es de uso común que nos lo digan de palabra sus intenciones y nosotros nos demos por enterados, pero es muy importante que nos entregue una carta de baja voluntaria firmada y fechada.

.Plazos: lo correcto sería que nos dieran 15 días de preaviso, si no están dentro del periodo de prueba del contrato, en cuyo caso sería de 7 días.

.Finiquito o Liquidación: si bien no le corresponderá indemnización al ser una baja voluntaria si que le corresponderá la liquidación de todas las partes devengadas: días del mes en curso, parte proporcional de vacaciones y de pagas extraordinarias.

Despido o Desistimiento

Despido Disciplinario:

Es cuando el empleador considera que el empleado ha cometido una incumplimiento grave de sus obligaciones. Los motivos más habituales suelen ser un pequeño hurto, llegar tarde de forma reiterada o irse antes de forma habitual.

.Comunicación: la comunicación a la empleada del hogar deberá ser siempre por escrito(no es válida de forma verbal) e indicar de forma detallada el incumplimiento del las obligaciones, si es posible día y hora del incumplimiento y en su caso si hubieran testigos y las declaraciones de los mismos.

Plazos: deberá indicarse el día en el que se está despidiendo, lo normal es que sea el mismo día o al día siguiente.

Si nos cumplimos estrictamente estos requisitos el despido podrá ser declarado improcedente.

Liquidación: Le corresponderá la liquidación expuesta anteriormente sobre las cantidades devengadas y en el caso de que el despido fuera declarado improcedente la indemnización sería de 20 días naturales por año de servicio (que se abonarán íntegramente en metálico) multiplicados por los años de servicio prestados, con un máximo de 12 mensualidades.

Desistimiento del Empleador

Es cuando el empleador ya no quiere continuar con la relación laboral que le une a su empleada del hogar. Los motivos más habituales suelen ser: que los chicos se han hecho mayores y ya no la necesitan, que la familia tenga problemas económicos o cualquier otro motivo que tenga como consecuencia que no quieren continuar con dicha relación.

Comunicación: la comunicación deberá ser siempre por escrito e indicando a partir de que fecha será efectiva. Debe indicarse de forma inequívoca la voluntad de finalizar y que en el documento conste la palabra desistimiento.

Plazos: deberá darse un preaviso de 20 días si la relación laboral ha durado más de una año y de 7 días en caso contrario.

El empleador tiene la opción de abonar esta cantidad en lugar de dar el preaviso.

Liquidación: deberemos abonar las partes proporcionales anteriormente nombradas y además la indemnización íntegramente en metálico de 12 días por año de trabajo en las relaciones iniciadas posteriormente al 1 de enero de 2012 y de 7 días por año en el caso de las anteriores.

Una vez hemos liquidado a nuestra empleada de hogar, el único trámite que nos quedará será el de tramitar la Baja en la Seguridad Social con el fin de no seguir cotizando. Los plazos de presentación son de 3 días naturales tras el cese de la actividad.