Servicio doméstico filipino, español o latino

Esta es la pregunta que nos hacen muchos de nuestros clientes cuando nos llaman solicitando información, un presupuesto o asesoramiento, ¿cual es la mejor procedencia? Hacemos constar que, en este blog, sólo nombramos a los tres bloques más demandados sin ningún ánimo de discriminar a cualquier otra procedencia o nacionalidad, ya que son muchas nacionalidades y peculiaridades que no podemos abordar en unas pocas líneas.

 

Servicio doméstico Español

Hace ya años que, por desgracia, no podemos proporcionar el volumen de personal español para las tareas domésticas que nos solicitan, están altamente demandados sobretodo por el mayor dominio de la cocina española y de las costumbres de nuestro país. El servicio doméstico español, si bien había sido históricamente el más profesional, actualmente, está situación ha cambiado. El motivo principal es que el gran volumen de candidatos/as que buscan trabajar en domicilios, provienen de otros sectores y al no encontrar trabajo de su profesión u oficio se introducen en el servicio doméstico. El problema no es sólo que no tienen un dominio de su trabajo, intentaremos evitar esa frase de “todo el mundo sabe limpiar”, sino que cuando tienen la oportunidad de volver a su profesión, dejan los trabajos de inmediato.

Nos será más fácil encontrar el personal español en empresas de limpieza que se encargan del mantenimiento de oficinas, escaleras o zonas comunes de empresas. Uno de los motivos que hace que vayan a trabajar a empresas de limpieza y no en el servicio doméstico, es principalmente por la regulación actual del servicio doméstico, que penaliza al trabajador al no incluir su cotización la prestación de desempleo una vez se queda sin trabajo, por ello, en la en la medida de lo posible, tratan de integrarse dentro del régimen general para poder beneficiarse de dicha prestación.

Servicio Doméstico Latino

La gran entrada de personal latino en España, se produjo a principios del año 2.000. Al inicio era un personal poco profesional puesto que no se dedicaban al servicio doméstico en sus países y desconocían nuestras costumbres, espacialmente nuestra cocina. Actualmente ya han pasado muchos años, están integrados en nuestra sociedad y ya saben como satisfacer nuestras necesidades a nivel doméstico, especialmente de atención y cuidado a nuestros mayores.

El personal latinoamericano tiene una ventaja muy importante respecto al de cualquier otra nacionalidad: es el idioma, es decir, no hay que salvar la barrera idiomática que en muchos casos es crítica, en especial para la atención y cuidado de personas enfermas o de la tercera edad. Además hay que destacar que por su carácter dulce y comunicativo hacen que el día a día con las personas mayores sea más fácil y se sientan escuchadas y cuidadas.

Servicio Doméstico Filipino

Como todos sabemos, Filipinas fue colonia española y, por lo tanto, existen vínculos históricos entre ambos países. De hecho hasta julio de 1985, los filipinos podían entrar en España sin necesidad de visado, e incluso cambiar su visado de turista y conseguir un permiso de trabajo. La Ley cambió considerablemente esta situación y dificultó su entrada legal en el país. Por todo ello, y a pesar de ser una de la inmigraciones dedicadas al servicio doméstico más antiguas de nuestro país, es un colectivo muy reducido y muy buscado, precisamente por haberse dedicado históricamente a hacer este tipo de trabajo y que han ido transmitiendo como una tradición de padres a hijos. Son meticulosos, organizados y tienen un nivel alto de limpieza, plancha y dominan todas las labores domésticas en general.

El servicio domestico filipino también está altamente solicitado para el cuidado de niños y bebes, no sólo por ser responsables y dulces, sino también por el idioma. Lo que para muchos puede ser un inconveniente, para otros es un valor añadido importantísimo el poder hablar e interactuar con nuestros pequeños en inglés, y así, facilitar de una forma natural su aprendizaje.